De que están hechas las espinillras

¿De qué están hechas las espinilleras?

Las espinilleras, asimismo conocidas como canilleras, son elementos de suma importancia del equipamiento deportivo, las que se emplean en el fútbol y en muchos otros deportes. Se acostumbran a fijar a la pierna por medio de cintas flexibles de velcro y su empleo es obligatorio para la enorme mayoría de las escuelas, los clubes y los equipos profesionales. Merced a la utilización de las espinilleras, los jugadores van a poder prevenir las lesiones en las espinillas.

 

¿Cuáles son los materiales de las espinilleras?

 

Los impactos en la espinilla pueden causar lesiones o bien aun fracturas, puesto que en esta zona del cuerpo se halla expuesta gran parte de la tibia, la que está de forma directa bajo la piel careciendo de músculos precedentes. Los golpes en la espinilla son muy dolorosos debido a un tejido lleno de receptores del dolor llamado periostio, el que se halla sobre la superficie de todos y cada uno de los huesos. De ahí la relevancia de llevar puestas las espinilleras a lo largo de un entrenamiento o bien un partido de fútbol.

espinillera fibra carbono
La primordial función de las espinilleras es absorber los golpes en su interior merced a un material de goma muy esponjoso. Por su exterior tiene un material cubierto de poliuretano, el que ayuda al jugador a percibir de forma leve los impactos de los contrincantes o bien de los compañeros de su equipo.

Conforme el reglamento actual, los futbolistas deben ponerse de forma obligatoria las espinilleras o bien canilleras en el terreno de juego. Este género de protecciones deben amoldarse apropiadamente a las espinillas del jugador, por lo que debe seleccionarlas dependiendo de la talla que necesite. Esta cambia conforme el largo de su pierna y de su edad. Si la elección de las espinilleras no ha sido la conveniente, puede provocar la baja en el desempeño del jugador.

Aparte de escoger las adecuadas, el futbolista asimismo ha de saber de qué forma debe colocárselas, de tal forma que pueda lograr la máxima protección posible eludiendo de esta manera las lesiones.

Así fue la evolución de las espinilleras de fútbol

Tras el cricket, el futbol fue el próximo deporte en introducir el empleo de las espinilleras. Sam Weller Widdowson fue el primer futbolista que utilizó espinilleras en un partido, tomando como un ejemplo a los jugadores de cricket. Este atleta usó dos almohadillas, las cortó y se las anudó a la parte trasera de sus medias utilizando correas de cuero. Si bien al comienzo fue motivo de mofa, sus compañeros no tardaron en copiarle al revisar la enorme utilidad de estas protecciones, las que lograban eludir muchas de las lesiones provocadas en las espinillas ante cualquier golpe o bien roce.

Con el trascurso de los años las espinilleras han ido evolucionando. Estas protecciones siempre y en toda circunstancia han sido consideradas como elementos muy molestos que impiden al futbolista jugar cómodamente. Tener que estar continuamente pendiente de ellas a fin de que no se bajen y no se muevan, aparte del peso auxiliar que supone llevarlas, puede producirle sensaciones muy negativas al jugador.

Las más usadas en las competiciones infantiles tienen en su interior palos de madera, siendo realmente económicas. Sin embargo, los jugadores profesionales emplean espinilleras de fibra de carbono. Merced a esta clase de material las molestas sensaciones previamente descritas desaparecen, puesto que disponen de poco grosor y son verdaderamente ligeras. Además de esto, son capaces de absorber golpes de alto impacto.

El interior de las espinilleras de fibra de carbono es de neopreno, un material muy flexible, por lo que las protecciones se amoldan de manera perfecta a las irregularidades de la tibia del jugador. Otra de las posibilidades que aporta el neopreno es su propiedad antideslizante, lo que evitará que las espinilleras se muevan a lo largo del partido o bien el calentamiento.

Todos los tipos de espinilleras

Muchas de las espinilleras que se fabricaban en el pasado tenían correas en su parte superior, las que habían de ser bien fijadas a fin de que quedaran sostienes a la pierna

Hoy en día existen diferentes géneros de tobilleras. Cada una de ellas tiene niveles únicos de flexibilidad y protección. Los 2 tipos más esenciales que se pueden hallar son: las espinilleras de medias y las espinilleras con tobilleras.

Las espinilleras de medias son una suerte de placas protectoras que se introducen bajo las fundas de compresión. Para su adecuada colocación han de ser deslizadas sobre las espinillas tal y como si se trataran de medias grandes. Se aconseja su empleo a los jugadores más avanzados, en tanto que ofrecen más movilidad.

Sin embargo, asimismo se debe tomar en consideración que este género de espinilleras no dispone de tanta protección. Su diseño acostumbra a ser básico y no tienen correas, con lo que a veces vienen con una cinta aislante o bien esparadrapo para lograr que se ajusten mejor y de esta manera eludir que se resbalen.

En nuestros días, la normativa fuerza a los jugadores a que, en caso de que usen cintas aislantes o bien esparadrapos, estos sean del mismo color que las medias de su equipación. Posiblemente a lo largo de un partido esta cinta deba ser sustituida, con lo que se aconseja llevar una cinta extra de repuesto.

Las espinilleras con tobilleras son escudos protectores que se aseguran a la espinilla y el movimiento de tobillo. Además de esto, estas protecciones disponen de forma auxiliar de almohadillas que rodean a los tobillos. Son aconsejables para los jugadores más jóvenes o bien para aquellos que aún no tienen tanta experiencia, puesto que las espinilleras con tobilleras disponen de un acolchado suave en los dos lados de cada pie, lo que les dará más protección frente a las patadas en los tobillos, aun puede asistirles a eludir posibles esguinces.

En dependencia de la situación del futbolista en el terreno de juego, el género de espinilleras empleadas puede cambiar. Aquel que tenga un mayor peligro de contacto va a poder aun llevar hasta 2 espinilleras pequeñas toda vez que no le quiten movilidad. Las espinilleras con protección para el tobillo son ideales para aquellos jugadores que pisen o cubran mucho el balón.

Las espinilleras asimismo pueden ser clasificadas conforme la situación que tenga el jugador en su equipo. Los defensas acostumbran a llevar espinilleras más pesadas con protección extra en la una parte de los tobillos, puesto que de esta manera van a tener una menor posibilidad de lesión.

Los centrocampistas precisan moverse con mayor libertad por el terreno de juego, con lo que las espinilleras que escojan deben cumplir está función. Las espinilleras de los delanteros son más ligeras, proporcionándoles de este modo mayor protección en los tobillos. Y finalmente, los porteros acostumbran a usar espinilleras ligerísimas mas con una protección mínima.

 

¿Cómo colocar correctamente las espinilleras?

Una vez escogidas las espinilleras convenientes, estas deben ponerse con corrección a fin de que de esta manera efectúen bien su función. Si se emplean espinilleras de medias, primeramente el jugador deberá ponerse las medias sin llegar a cubrir una parte de la tibia, entonces se pondrá las protecciones sobre esta zona y se va a subir las medias para cubrirla. Por otra parte, si se usan espinilleras con tobilleras, la primera cosa que debe hacer el jugador es meter las protecciones por el pie y el tobillo cara la rodilla para más tarde cubrirlas con las medias.

Una vez puestas adecuadamente las espinilleras, el futbolista debe acomodarlas de forma conveniente. Para conseguirlo deberá cerciorarse de que estas estén bien centradas sobre las espinillas y asimismo de que le resguarden toda la zona que va desde el tobillo hasta la rodilla.

El jugador debe revisar que las protecciones estén bien puestas ya antes de empezar a jugar, en tanto que en caso contrario van a aumentar sus posibilidades de padecer una lesión. En caso de que sean espinilleras con tobilleras, estas deben cubrir absolutamente toda las zona del hueso de los dos lados del tobillo.

El próximo paso consiste en fijar bien las espinilleras. Las de medias acostumbran a agregar una malla para lograrlo, sin la necesidad de tener que emplear cinta aislante o bien esparadrapo. Ojo! Puede acontecer que el jugador se apriete demasiado las espinilleras, apreciando picor, inflamación, pérdida del color o bien adormecimiento en los pies.

Si esto ocurre debe aflojar inmediatamente las protecciones para eludir una posible lesión en las piernas, acomodarlas nuevamente y revisar que estas no se deslizan cara arriba ni cara abajo con sencillez.

Si las espinilleras se sostienen por medio de correas, es necesario procurar moverlas para revisar que están adecuadamente ceñidas a las piernas. En caso de que se muevan, deben fijarse con cinta aislante o bien esparadrapo de la misma manera que si fuesen espinilleras de medias.

Las medias, aparte de cubrir las protecciones, asimismo asisten a que se sostengan en su sitio. Estas jamás deben apretar, puesto que en caso contrario podrían recortar la circulación sanguínea. Con las medias subidas el jugador debe revisar que no le incordian en su empleo normal.

Las botas asimismo afectan al buen empleo de las espinilleras. Una elección incorrecta de las botas de fútbol puede hacer que estas entren en contacto con las protecciones, lo que va a ser sumamente incómodo para el atleta.

Las protecciones han de ser lavadas a mano regularmente, en tanto que siendo una zona en la que se amontona el sudor tras efectuar deporte, si no se lava apropiadamente, puede producir malos olores e inclusive infecciones.
El día de hoy deseo dedicar el blog post a las espinilleras que se utilizan para jugar al futbol. ¿Son todas y cada una iguales? ¿Qué tipos hay? ¿Existen tallas para las distintas personas? Y finalmente, ¿son carísimas? Voy a procurar resolverte ciertas dudas de este tema tan complejo.

¿Cuáles elegir?

Las espinilleras sirven esencialmente para resguardar a los atletas de los golpes en las espinillas eludiendo de esta forma las lesiones como traumatismos fuertes y rupturas de tibia y peroné.

Entre las distintas espinilleras están las que se fabrican en plástico o bien en fibra de carbono o bien unas terceras que combinan los 2 materiales. Las mejores espinilleras que puedes adquirir son aquellas que, además de ser cómodas, son resistentes para resguardar la pierna.

Por otro lado, está la manera de agarre que tiene a la pierna. Existen espinilleras que van puestas entre la media y la pierna sin agarre, esto causa que sean molestas pues al correr tienden a moverse. De ahí que te recomiendo aquellas espinilleras que vayan enganchadas a la pierna con una cinta de velcro, esto va a hacer que no se muevan en todo el partido.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *